Detrás de estos ojos, hay todo un mundo. El mundo al otro lado del espejo. Lo que no se debe reflejar.

1.12.10

Diciembre.

Naia se ha enfurruñado porque no encontramos el calendario de adviento.

Le he dicho que porqué no coge una golosina del bote cada mañana, que cuente ella misma los días. Pero dice que no es lo mismo, que si no las saca de los bolsillitos de su muñeco de nieve, no vale.



La pobre no sabe que en esta casa a la ilusión navideña se la mata a tiros, y que es la única boba que se queda llorando en un rincón porque quiere mantenerla viva, al menos dentro de ella.
Tampoco sabe que, realmente, no es la única. Comparto con ella ese mismo maldito infantilismo.

28.11.10

Hope Leaves

In the corner beside my window
There hangs a lonely photograph
There is no reason
I'd never notice
A memory that could hold me back

There is a wound that's always bleeding
There is a road I'm always walking
And I know you'll never return to this place

Gone through days without talking
There is a comfort in silence
So used to losing all ambition
Struggling to maintain what's left

Once undone, there is only smoke
Burning in my eyes to blind
To cover up what really happened
Force the darkness unto me

23.11.10

The hardest thing to me is
Facing the fear I live
No one can help me now it's under my heart

I'll come to know the living
My demons are inside
I'll bring them all to light

22.11.10

¿Podrías...?

¿Podrías decirme porqué?

¿Podrías hacerme el favor de desaparecer de una jodida vez de mi cabeza?
Del mundo en general, ya puestos.

¿Podrías devolverme la poca confianza que me quedaba en la gente?

¿Podrías explicarme este vacío sordo? Justo aquí, en el centro del pecho.




¿Podrías...?

12.10.10

Tuviste tu oportunidad.

Y no la aprovechaste.


Durante un breve período de tiempo, mantuve una herida abierta, necesitada de atención.
La intentaste sanar un día.
Y ya no te vi más.

Probablemente, no, seguramente no fue aposta.
No quisiste que me desangrara sola.
Esperaste mi llamada.

Pero si te hubieras parado a pensar, te habrías dado cuenta de que eso no iba a ocurrir.
Tampoco fue adrede por mi parte.
Simplemente, no tenía cobertura. Toda yo. Entera.


Y precisamente ese al que han llamado horrible fue quien sanó la herida que él mismo (con mi ayuda) había provocado.

Así que, tuviste una oportunidad.
Y no te diste cuenta.


Alguien tenía que decirlo.

6.10.10

Hablando de flores...



La flor que plantó Naia no ha crecido.

La pobre se lo ha tomado a pecho, hoy me ha venido sollozando con los ojos, "¡No es justo! ¡No es justo! ¿A Ruk le crece lo que planta y a mí no? ¡No es justo!"


He podido consolarla con otra flor de papel de seda.
Y al instante, se le ha olvidado.


Ay...

9.9.10

¡Eh!

¿Dónde está mi ramo de nomeolvides?

7.9.10

Que no todo fue naufragar por amor.

Cierto que no prescindí de ningún laberinto
que amenazara con un callejón sin salida
Ante otro más de lo mismo, creyendo distinto,
porque vivir era búsqueda y no una guarida, pero

Quiero que me digas amor
Que no todo fue naufragar
Por haber creído que amar
Era el verbo más bello
Dímelo
Me va la vida en ello
Me va la vida en ello...

Quiero que me digas amor
Que no todo fuea naufragar, por haberte
Por haberte creído a tí
Dímelo...


Que no todo fue naufragar por amor...
Por haber creído que amar...

5.9.10

Algo de belleza entre el asfalto.

Naia ha plantado una flor donde antes estaba el pinito de Ruk.

Dentro de unos diez días,se asomará a saludarla.

31.8.10

El principio del fin.

Desde que Efim llegó aquí, con Simone, Trece apenas para en casa.
Y cuando se deja ver, siempre va con la nariz arrugada y cara de enfadada.

Ya ni juega con Naia. Claro que ella está muy ocupada con su nueva amiga, por eso.

Pero yo soy el que observa.
El que escucha.
Y empiezan a asustarme los susurros de Trece.


13.8.10

Ella duerme tras el vendaval.

Septiembre.

Lluvia.

Las calles mojadas.

Un olor.
Tu olor.
Inolvidable.

Cabezas agachadas.
Miradas cruzadas.

Silencio.

Azul, o gris, o azul; según si miramos al cielo.

Por fin, un beso.
Se disfraza de sinceridad.

...


20 días.
La cuerda se rompe.


...

Nostalgia.

Canciones que jamás podré volver a escuchar.

21.6.10

El último del paquete.

Tenía mucho por delante, pero la apatía la dominaba sin compasión.

Sentía que había cometido muchos errores, y que era normal siendo un ser humano, pero que aquellos le habían dejado la vida... vacía.


No sentía ganas absolutamente de nada.
De hecho no sentía nada.

Cada día era una sucesión de horas que resbalaban sobre su piel, pegajosas, insoportables, interminables.

Se quedó frente a la pantalla apagada del ordenador, esperando al amanecer para fumarse el último cigarrillo del paquete.

12.5.10

Anne grita con la pluma en el papel.

Pero es que estoy harta. Harta y cansada.

Me da la impresión de que no vives en mi misma realidad.
Pronto me habré ido. Me habré ido para siempre.

Y tú seguirás escribiéndome en un idioma que paeces creer que no entiende nadie más, y me hastía verte luchar una y otra vez por nada, insistir como un tonto después de haber hecho tonterías.

Abre los ojos de una puta vez, no estoy hecha para tí ni tú para mí, y ninguno de los dos hemos tenido nunca un amigo de verdad.

Y me cansaré cuando vea tu respuesta desesperada, o tal vez desinteresada, o para mi sorpresa, no la haya.
¡Ojala! Ojala te des cuenta por fin de que el juego terminó, y que sólo nos quedan los murmullos de las melodías con que cada uno recuerda al otro.

Y es así porque ambos, inconscientemente, lo decidimos, y no merece la pena que lo niegues, porque volverás a ser patético, como siempre Como siempre que te niegas a tí mismo que yo ya no estoy ahí. Como siempre que te convences de que, por arte de magia, mis días se alargarán y llegaré a vieja.

¡Pues no! ¡Hazte a la idea, joder!
¡Me voy a morir, y pronto!

4.5.10

All the cigarettes I've never smoked.

Miente.
Cuéntales una mentira.

No trates de hacerles entender la verdad, ellos nunca abrirán sus ojos.
No creas que dominas la situación, esto no es como en las películas. No tienes un punto de vista externo, una "voz en off" que te informe de todo lo que ocurre alrededor.

Esta vez estás dentro.
Y cuanto más dentro estás, más ciego eres.

Miente.
Y sobretodo, créete tu mentira. 



Así funcionaba Anne.

30.4.10

Respira hondo.


Hasta que sientas cómo se llena de oxígeno hasta el último rincón de tus pulmones.

Plantéate qué estás haciendo, plantéate qué vas a hacer, plantéate todo.
Menos por qué la colilla sigue encendida, y por qué sigues empeñándote en menospreciar tu vida como si no hubiera un mañana.

Las cosas han cambiado. Mucho. Más de lo que imaginas.
No puedes pretender que respondan, después de tantas niñerías, a tus señales de humo con urgencia y agradecimiento.

Una vez te dijeron que eras el tipo de persona que se quedaba sentada esperando a que el mundo viniera a ella, porque de hecho ocurría así.
Pero ahora el mundo se ha parado, y tiene mejores cosas que hacer que fijarse en la chica de la tercera fila que se retoca los labios con su espejo de bolsillo.

Y no sabes hacer nada más, salvo seguir esperando a ver si alguien reacciona y te pide el número de teléfono para quedar, o simplemente te saluda.
Sí. Con un "Hola" te bastaría. Te bastaría para no sentirte invisible.


La chica se levanta y se va.
Ha quedado con la mujer que nunca habla, la única que sabe su secreto.

20.4.10

Escríbeme


Escríbeme
cuando el viento desnuda los árboles
Y los demás se han ido al cine ya
pero tú quieres estar solo
y de hablar no tienes ganas, ahora

Escríbeme

menos vulnerable tú te sentirás
cuando en la gente encontrarás
solamente indiferencia
Quiero que nunca te olvides tú de mí

Y si no encuentras palabras
especiales que decirme
por favor no te preocupes,
puedo comprenderte
Para mí es lo bastante
si me piensas un minuto
Porque puedo acontentarme
si me mandas un saludo
Nos basta poco

para sentirnos más cerca

Escríbeme
cuando el cielo limpio volverá a brillar
y los días se prolongarán
No esperes a que acabe el día
si tú quieres cantar...

Escríbeme

también cuando creerás
que te has enamorado
Quiero que nunca te olvides tú de mí

4.4.10

Inocencia corrompida.


Lo más probable es que un niño de doce años no tuviera ni la más remota idea de lo que sus palabras podían provocar en su hermana pequeña.
Le llenó la cabeza de pájaros, por así decirlo.

Me quedé un par de horas leyendo ese libro que encontré, sólo por el hecho de que en la primera página blanca había una dedicatoria a mi nombre, firmada por una persona ya fallecida.
Pero el final es el mismo, y es que el pequeño ángel se suicida lanzándose al vacío desde lo alto de un depósito de agua.

"Vi sus alas, y se reunió con el buen Dios", dice su hermano.
Pero nadie dice la verdad, que Hanna se precipitó hacia el suelo, convirtiéndose en una masa de sesos esparcidos por el asfalto, frente a la mirada atónita de los que estuvieran allí.

Y no puedo evitar pensar en Naia cada vez que veo la ilustración de la tapa del libro en cuestión; en Naia y en su inocencia pasada por años, que ahora podría hacer una descripción con todo lujo de detalles de la macabra escena.

¿Divinidad o tragedia?
Si buscas una explicación celestial, quédate arrodillado en tu iglesia, charlatán.

1.4.10

·


Quizá no haya sido una buena idea esto de vivir.

26.3.10

Anne.


La noche estaba tranquila.
Le sorprendió ver estrellas en el cielo de ciudad.

Dio un par de caladas más al cigarrillo y sintió que se mareaba. Se apoyó contra la pared y terminó de apurar la colilla.
Le temblaban las piernas, así que se sentó y echó la cabeza hacia atrás, viendo las nubes pasar rápidamente y dejando que el suave frío le acariciara el rostro.
Cerró los ojos y respiró hondo.

De pronto, todo comenzó a dar vueltas. Empezó a reírse sin motivo aparente, con un deje de histeria, hasta que se levantó y decidió volver a entrar en casa.

Se encontraba francamente mal; la angustia se apoderaba de su estómago mientras un sudor frío le recorría todo el cuerpo.
Se fue deprisa al baño y, como era de esperar, vomitó en el lavabo, sujetándose el pelo con una mano y echándose agua con la otra.

Una vez calmada y limpia, levantó la vista hacia el espejo y se miró a los ojos.


"¿Quién eres tú...?"

22.3.10

Regreso.


Ruk ha vuelto.

No ha querido decirnos dónde se había metido.

Era de noche, muy muy tarde, y trajo consigo llanto y migraña, junto a una melena indomable y unos ojos que parecían querer cerrarse para no abrirse más a la cruda realidad.

Intentó dormir, pero no pudo.
Se sentó, a esperar el amanecer con las gafas puestas.

Ni una palabra, no dijo ni una palabra.


A veces te das cuenta de que todas esas palabras están vacías, ya que no se reflejan en los actos.
A veces, cuando das un voto de confianza, eres decepcionado.
A veces, creyéndote fuerte, te hundes más de lo esperado.

Tenía fe en que esta vez fuera diferente.
Pero me habéis demostrado lo contrario.

1.3.10

Puedo decirte porqué ella se sintió así...

Se sentía así todos los días.
Y yo no podía ayudarla.

Sólo la vi cometer los mismos errores una y otra vez.


Y, después, todo se tornó gris.

19.2.10

Que no sabes...


... para mí la belleza ha perdido el sentido.

Y todo huele a humo en esta ciudad que me marea, que me oprime el pecho, y el alma.

17.2.10

Memories


En algún momento perdí la noción del tiempo...

Era como si hubieran pasado años desde la última vez que te vi.
Y sonreíste.

La noche refrescaba y mi pelo revoloteaba alrededor de mi cara, con la piel tan fría y los labios cortados.

Recuerdo que había más gente. Estábais todos.
Y oigo las risas aun en mi cabeza... como si estuviera ahora mismo cruzando el puente a vuestro lado, intentando encontrar la Luna en el cielo encapotado de ciudad.

Debo reconocer que no hacíamos nada especial.
Pero en aquellos momentos me sentí... feliz.

Aunque luego las cosas se hayan torcido, los odios y resentimientos hayan anidado entre nosotros, mi memoria se empeña en mantener sólo los buenos recuerdos.

Espero que a tí te ocurra lo mismo.

Y que al menos, nos quede el poder rememorarlo en alguna fría conversación a través de la pantalla, sonriendo por un momento y pensando "Qué suerte tuvimos de vivir aquellos días..."

13.2.10

Efim...


... es un hombre de edad indefinida. No sabrías si decir que tiene 17 años ó 30.

Su mirada es tierna y lejana, siempre con sus pensamientos puestos en Simone.

Casi nunca habla.
Casi nunca responde a mis cuestiones.

Un día le observé mientras estaba mirándose al espejo que hay en el baño, como paralizado.
Estaba hablando.



"Ojala hubiera permanecido en mi inmundo cuerpo mortal para poder así abrazarla y sentir sus manos aferradas a las mías..."

11.2.10


-¿Porqué te has cortado el pelo?

Naia no respondió.

Se fue directa a la cocina y se puso una taza de té.

Últimamente ya no hablaba.
Se le estaba pegando de Simone, pensaba Ifrit.

Pero en su interior sabía que era por lo mismo por lo que él lloraba un poquito cada noche, cuando la cama de Ruk seguía vacía.

- ¿Dónde te has metido...?







Esta casa se está llenando de sombras que no se irán, nunca.

2.2.10

"Sigue brillando...


... porque estás perdiendo luz"


http://www.youtube.com/watch?v=irm6E_UbaZA

24.1.10

Simone...


... es bastante alta.
Y bastante delgada.

Tiene la piel blanquecina, desteñida, y los ojos algo almendrados y grises como la ceniza. Sus labios casi nunca se separan, salvo cuando se sabe la letra de alguna canción.

Su expresión es ausente, ida, como la del enfermo en un manicomio.
Pero aun así, conserva algo de belleza angelical.

Tiene el pelo largo y liso, sedoso, también grisáceo. Y le encanta ir de aquí para allá, deteniéndose a mirar por la ventana con su taza de café.

Era como una sombra.
Como una sombra a la que le han arrancado las alas y se mueve, agonizante, tratando de permanecer con los ojos bien abiertos, eternamente expectante.


Simone pocas veces dormía. O al menos eso me dijo Efim.
Él la conocía antes que yo.

Pero, ahora que la veo, me resulta familiar... y sé que Trece sabe quién es, pero se lo calla bajo esa sonrisita suya de superioridad.

20.1.10

Que se me va el corazón por la mirada.


Porque lo que era, ya no es.

Y lo que iba a ser, se ha esfumado.



Y duele.

19.1.10

·


-Se me han suicidado las ganas de vivir.

13.1.10


- El té está frío.

10.1.10

-¿Sabes qué es esto?


- dijo, con su rostro inmutable -Esto... es el odio que siento por tí. Y el odio que sientes por ellos.

- Creo... que no te entiendo -Naia la miró, asustada

- Oh -Trece rió suavemente- no te asustes, no es necesario. A tí no te hará daño, siempre que lo sepas evitar.


Naia se alejó, sigilosamente, y dejó a la niña sola con aquella masa informe que sostenía entre las manos. Le daba miedo, dijera lo que dijera, sobretodo cuando empezaba a hablar sola, transformando el negro de sus ojos en un vacío abismal.


-¿Sabes? -dijo a la nada- éste no es un sitio donde comentar tus penas y problemas. Éste no es un sitio donde reír, donde divertirse. Éste es un sitio para encerrar los más oscuros y extraños sentimientos, y si no sabes qué decir al respecto, mejor cállate. Estoy muy cansada de tí.



Ifrit la observaba desde un rincón, en la oscuridad.

No sabía predecir el futuro, pero eso no hacía falta para darse cuenta de que aquél pequeño ser no iba a traer nada bueno...

No More

Give me a reason to stay here
'Cause I don't wanna live in fear
I can't stop the rain
But I can stop the tears
Oh, I can't stop the fire
But I can stop the fear

No more, I just can't live with you
No more, I can't take it, can't take it
No more, what do we stand for?
When we all live in fear

Give me a reason to believe
'Cause you don't wanna see me leave
I can't stop the rain
But I can stop the tears
Oh, I can't stop the fire
But I can stop the fear

No more, I just can't live with you
No more, I can't stand it, can't stand it
No more, what do we stand for?
When we all live in fear...


http://www.youtube.com/watch?v=0oHE2hKljcw

9.1.10

Non-sense


Despierta, no duermas, cierra los ojos, no los abras.

Muere, respira contra la almohada, desaparece, no vuelvas más.

¿Esperanza? Eso no existe.
¿Sueños? Nuestra vida está basada en ellos.
Los detesto.

Apaga la luz, miénteme, aterrorízame.

Me encargo de tu tortura, y a la vez de la mía, que la vida se me va tras la mirada.
Y te lo tienes merecido.
Tus lloros no hacen más que aumentar mi odio.

Te detesto.

Y a tí.
Y a tu risa falsa.
Y a tus intentos de ser algo interesante.
A tu fracaso.
A que me aburres, me desesperas, me cansas, y me matas.
Y a los recuerdos.
Y la apatía.
Y a que cualquier noche agarraré el balcón por banda y volaré lejos de todo esto, de todos vosotros.

Porque ya estoy muerta.


Noto el latido de mi cerebro, resonando en dolorosas palpitaciones, haciéndome sentir como si los ojos se me fueran a saltar de sus cuencas, trastornando mi realidad y haciéndome odiar hasta el más mínimo detalle.

Aquí no hay Naia, aquí no hay monería, aquí sólo hay desesperanza.


Y, si te das por aludido, es que no has entendido nada.

7.1.10

III


III.- Ver nevar y dejar que los copos me enfríen la cara.

6.1.10

II


II.- Que pase un día sin que mi sonrisa se vea truncada.

A Naia...


... le gustan los días raros.

Como coger un autobús después de cenar, así porque sí, llegar a un piso que no es suyo y echar tres polvos, para luego fumarse el cigarrillo de después, con la ventana abierta y el frío colándose entre las cortinas.

Como pasear por la calle de madrugada y sacar las pompas de jabón, cantando canciones viejas, mirando a la Luna, saltando de blanco en blanco en los cruces.


A Naia le gustan esos días porque, sin querer, se olvida de las preocupaciones que le han cargado a la espalda y se siente viva por un instante.

3.1.10

I


I.- Robarte un beso sin que me veas venir.

2.1.10

Fuck you all

Le sonó el móvil por primera vez en toda la noche.
Era un mensaje suyo.

Esperó, pero su móvil no volvió a sonar.
Realmente nunca le había dado importancia a ese hecho tan simple, pero justo entonces, cuando le faltaba, notó que en verdad sí que se la daba.

Se hizo con un vaso de vodka, se sentó en un rincón alejado del resto y ladeó la cabeza, intentando no llorar.

Había caído en el olvido para más personas de las que imaginaba.
Y se sentía tonta, tonta, tonta por ser siempre tan pasional y sensiblera; tonta, con los problemas que siempre le traía.


A la mierda la realidad.