Detrás de estos ojos, hay todo un mundo. El mundo al otro lado del espejo. Lo que no se debe reflejar.

10.1.10

-¿Sabes qué es esto?


- dijo, con su rostro inmutable -Esto... es el odio que siento por tí. Y el odio que sientes por ellos.

- Creo... que no te entiendo -Naia la miró, asustada

- Oh -Trece rió suavemente- no te asustes, no es necesario. A tí no te hará daño, siempre que lo sepas evitar.


Naia se alejó, sigilosamente, y dejó a la niña sola con aquella masa informe que sostenía entre las manos. Le daba miedo, dijera lo que dijera, sobretodo cuando empezaba a hablar sola, transformando el negro de sus ojos en un vacío abismal.


-¿Sabes? -dijo a la nada- éste no es un sitio donde comentar tus penas y problemas. Éste no es un sitio donde reír, donde divertirse. Éste es un sitio para encerrar los más oscuros y extraños sentimientos, y si no sabes qué decir al respecto, mejor cállate. Estoy muy cansada de tí.



Ifrit la observaba desde un rincón, en la oscuridad.

No sabía predecir el futuro, pero eso no hacía falta para darse cuenta de que aquél pequeño ser no iba a traer nada bueno...

2 comentarios:

  1. Nada bueno...

    Al menos eso parece.

    Aléjalo de Naia antes de que le haga sufrir.

    Naia debe quedarse.


    Te quiero

    ResponderEliminar
  2. O.O

    Me siento como si me hubiera perdido algo... ¿Trece es mala?

    ...Húm, Ò.Ó

    ¡Con Naia menos, ¿eh?! A ver qué va a pasar aquí, hombre...

    ResponderEliminar

Dímelo.