Detrás de estos ojos, hay todo un mundo. El mundo al otro lado del espejo. Lo que no se debe reflejar.

20.1.10

Que se me va el corazón por la mirada.


Porque lo que era, ya no es.

Y lo que iba a ser, se ha esfumado.



Y duele.

3 comentarios:

  1. Si que duele si, pero nadie sabe lo que está por venir n.n

    ResponderEliminar
  2. En este mundo las cosas tienen una propiedad otorgada aleatoriamente por los avatares del destino... la propiedad de "volver".

    Por eso algunas vuelven.
    Por eso algunas no vuelven.
    Por eso algunas quieren volver, pero son muy orgullosas para hacerlo.
    Por eso algunas queremos que vuelvan, pero también somos muy orgullosos para hacerlo notar.
    Por eso algunas intentan volver, aunque no saben que no pueden.
    Por eso algunas no vuelven aunque, si se dieran cuenta de lo que quieren realmente, volverían sin pensarlo.
    Por eso algunas aceptan nuestros deseos de no volver. Y por eso también algunas no los aceptan.

    La cuestión es que el dolor, al igual que todas las cosas en este mundo, tiene la propiedad aleatoria de ir y volver. Lo que era y lo que iba a ser... también pueden volver.

    Y nada, decirte que yo tengo poderes curaderos... digo, curativos.

    =D

    Saludos cordiales de parte del barón británico, X)

    ResponderEliminar

Dímelo.