Detrás de estos ojos, hay todo un mundo. El mundo al otro lado del espejo. Lo que no se debe reflejar.

22.3.10

Regreso.


Ruk ha vuelto.

No ha querido decirnos dónde se había metido.

Era de noche, muy muy tarde, y trajo consigo llanto y migraña, junto a una melena indomable y unos ojos que parecían querer cerrarse para no abrirse más a la cruda realidad.

Intentó dormir, pero no pudo.
Se sentó, a esperar el amanecer con las gafas puestas.

Ni una palabra, no dijo ni una palabra.


A veces te das cuenta de que todas esas palabras están vacías, ya que no se reflejan en los actos.
A veces, cuando das un voto de confianza, eres decepcionado.
A veces, creyéndote fuerte, te hundes más de lo esperado.

Tenía fe en que esta vez fuera diferente.
Pero me habéis demostrado lo contrario.

2 comentarios:

  1. Va, que no toda la gente será asi n.n animo (L)

    ResponderEliminar
  2. En primer lugar, me alegra ver que Ruk ha vuelto. No me gusta la forma en que lo ha hecho, pero al menos sabemos que está ahí. De nuevo.

    Y, en segundo lugar... Tu frustración es comprensible. Al principio me costó verlo desde tu punto de vista porque se me escapaban cosas, pero que ahora puedo hacer un boceto del conjunto.
    Te entiendo.
    Y, por lo tanto, pienso seguir por aquí, asomándome al otro lado del espejo... A ver si a alguien se le escapa algo y me desvela un poco más...

    ResponderEliminar

Dímelo.