Detrás de estos ojos, hay todo un mundo. El mundo al otro lado del espejo. Lo que no se debe reflejar.

6.1.10

A Naia...


... le gustan los días raros.

Como coger un autobús después de cenar, así porque sí, llegar a un piso que no es suyo y echar tres polvos, para luego fumarse el cigarrillo de después, con la ventana abierta y el frío colándose entre las cortinas.

Como pasear por la calle de madrugada y sacar las pompas de jabón, cantando canciones viejas, mirando a la Luna, saltando de blanco en blanco en los cruces.


A Naia le gustan esos días porque, sin querer, se olvida de las preocupaciones que le han cargado a la espalda y se siente viva por un instante.

2 comentarios:

  1. Cuando cada dia sea asi, no tendras que olvidarte de las preocupaciones: No las tendrás. ^^
    Eso si, hay que tomárselo con calma y tranquilidad.

    ResponderEliminar
  2. Pues entonces me alegro de que tu hayas tenido suerte de encontrar uno de los díficiles de encntrar ^^

    ResponderEliminar

Dímelo.