Detrás de estos ojos, hay todo un mundo. El mundo al otro lado del espejo. Lo que no se debe reflejar.

8.12.09


Igual luego el zumo le asqueaba, pero le encantaban las pajitas de colores.

3 comentarios:

  1. Curiosa "anécdota del zumo".

    Ay, tus saltos de la mera anécdota al psicoanálisis del fantasma en una fotografía...

    =)

    ResponderEliminar
  2. XD

    Es que, aunque es cierto que debo el relato desde hace ya algún tiempo... quiero hacer las entradas relativas a los conciertos primero, para que no se me acumule faena (total, las dos primeras partes ya están escritas).

    Tranquila, que sólo tienes que esperar 1 actualización más; el relato irá justo después.

    =)

    PS: y sí, Naia a veces sabe ser muy niña.

    ResponderEliminar

Dímelo.