Detrás de estos ojos, hay todo un mundo. El mundo al otro lado del espejo. Lo que no se debe reflejar.

24.12.09

Hoy...


... se han abrazado todos y se han deseado lo mejor.

A Naia, que se quedase aquí mucho, mucho tiempo, y que consiguiera ver todos los amaneceres del mundo.

A Trece, que siguiera siendo así de niña y así de libre, y que encontrara la piruleta de colores más grande del mundo.

A Ruk, que su mundo dejara de estar al revés, o que al menos eso no le provocara migrañas. Y que consiguiera pasear por los sitios más bellos de la ciudad de sus sueños; Venecia.

A Simone, aunque nadie sabía muy bien qué desearle, todos han coincidido en que siga cantando desde la lejanía [aunque Trece sigue arrugando la nariz cada vez que alguien piensa en que aparezca ya].


Y a mí, me han atrapado entre abrazos, y con eso tengo suficiente cariño para todo el año.



Por tí, por mí, por vosotros, por las estrellas, por las calles mojadas, y por las noches en vela.

2 comentarios:

  1. De lo que estoy seguro, es de la aprte de Venecia. Porque te pediré que me acompañes cuando vaya yo ^^

    ResponderEliminar
  2. El mundo al otro lado del espejo celebrando Nochebuena, jejeje... La noche del 23 al 24, en vez del 24 al 25, pero también cuenta.

    Ay, las calles mojadas... ¡Me encantan!

    ResponderEliminar

Dímelo.