Detrás de estos ojos, hay todo un mundo. El mundo al otro lado del espejo. Lo que no se debe reflejar.

26.11.09

Naia...



... llegó y se dejó caer en el sillón.
Se comió una galletita de esas pequeñas con forma de dinosaurio.
Miró hacia la nada, y pensó.
-otra galletita-
Pensó, hasta que se le puso un nudo en la garganta que subía hacia arriba y luchaba por salir a través de sus ojos.
-otra galletita-
El nudo venció, y su cara empezó a mojarse, aun con expresión nula.
-otra galletita-
Y fue entonces cuando Naia decidió que aquél sería su último año de existencia.

2 comentarios:

  1. ?!

    ...What?!

    Me cuesta comprender la línea de separación entre tus ficciones y tus realidades...

    ResponderEliminar
  2. Sí, bueno... Digamos que he resuelto una buena parte del puzzle que planteas con tu doppelgänger, pero siempre hay piezas clave que faltan y que, como bien dices, llevan a ese desenlace de "decir todo sin decir nada".

    En fin, supongo que tendré que seguir pendiente de la historia, a ver qué ocurre...

    Respecto al relato: lo voy a publicar dentro de muy poco tiempo, justo después de las reviews que quiero hacer de los conciertos de Barcelona. Ya tengo la segunda parte prácticamente terminada, así que seguramente publique con un colchón de al menos una parte.

    ResponderEliminar

Dímelo.