Detrás de estos ojos, hay todo un mundo. El mundo al otro lado del espejo. Lo que no se debe reflejar.

10.11.09

De buena mañana.








No hay ni un sólo día que no me pida sonreír con los ojos, ni uno solo.

Y a mí me molesta y me enfurruña, porque no se pueden pedir esas cosas recién levantado, pero claro, entonces me pone esa carita de pena inocente y se la ve tan.... así, que no puedo evitarlo y sonrío.

Todas las mañanas, no me libro ni una.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dímelo.