Detrás de estos ojos, hay todo un mundo. El mundo al otro lado del espejo. Lo que no se debe reflejar.

8.7.11

Games

Demasiadas ideas en la cabeza. Intento escribir y me llevo las manos a la cara, intentando esclarecer algo, pero es que no. No puedo.

¿No te da rabia? La inspiración viene toda de golpe, sacando mil temas que plasmar sobre el papel y, tan pronto como viene, se va. Pero tarda en volver. Bueno, esto no era de lo que quería hablar (¿ves? me está pasando otra vez. AGH)

¿Qué? Ah... sí. No, espera. Vale, vale, sí, ya voy.

Que fácil es caer en la fantasía. Tan fácil como salir de ella. Duele, cuando sales. Porque tocas la realidad, que es de lo que quieres escapar. Se está más a gusto imaginando lo que no es, pero claro, para tus ojos es.
Y de repente cualquier gesto o expresión, normal para los demás, a tí te arrastra hasta el límite. Y tienes que forzarte a tocar un poco la tierra con los pies para no dejarte llevar por la tristeza o la euforia.

No pasa mucho tiempo hasta que el inútil de tu subconsciente te lanza una idea, con esa vocecita, "¿Y si no está sólo en tu imaginación?". Ahí comienza a librarse la batalla entre ambos bandos, la cordura y la demencia en realidad, no distingues real de ficticio, y al final te dejar vencer y entras en esa felicidad engañosa de tu mundo de fantasía. Pero,
con una diferencia. Hay un intruso.


(en el fondo sabes que es artificial. ¿O no?)

1 comentario:

  1. Vaya... esto no me lo esperaba. Una entrada así de confusa de manera tan repentina...

    Definitivamente, el mundo al otro lado del espejo es un misterio. A veces pienso que empiezo a entenderlo un poco, y de repente me doy cuenta de que nunca he sido tan ignorante al respecto.

    Supongo que ahí reside gran parte de su encanto...

    ResponderEliminar

Dímelo.