Detrás de estos ojos, hay todo un mundo. El mundo al otro lado del espejo. Lo que no se debe reflejar.

10.4.11

Kyrie eleison

Impotencia. Rabia. Miedo.

Todo esto sentía, con las lágrimas barriendo sus mejillas y completamente desarmada; todo un oleaje que la arrasaba, impecable, brutal, por dentro.

No podía evitar ver a los que la rodeaban, tan exitosos, tanto talento aprovechado, cuántas oportunidades que se abrían a su paso, cuánto tiempo perdido...

Lo que más daño le hacía era no ser capaz de sobreponerse. Se quedaba, patética, derrumbada entre sollozos.



Una insignificancia en su totalidad. Eso era.

2 comentarios:

  1. ¿Qué mejor remedio que aprovechar el tiempo? A veces no somos capaces de enfrentarnos a algo. Por suerte la gente que nos quiere está cerca y te ayudarán y apoyarán, pero ella tiene que andar el camino. Y lo hará bien (L)

    ResponderEliminar
  2. Supongo que este es un momento de bajón, ya que esa perspectiva tan pesimista de las cosas me resulta familiar (y juraría que yo mismo también lo he experimentado en varias ocasiones).

    Con un poco de suerte, una buena noche descanso puede ayudarte a empezar el nuevo día con buena cara y mejores expectativas. Y si no... siempre puedes hablar y sacar las cosas afuera para que no te pesen.

    ResponderEliminar

Dímelo.