Detrás de estos ojos, hay todo un mundo. El mundo al otro lado del espejo. Lo que no se debe reflejar.

17.4.11

Cuadrar el círculo de esta obsesión, on, on...

Voy más lento de lo que pasan las horas... ¡a este paso el día se va a acabar y no me habré dado cuenta!
Porque, al fin y al cabo, no somos realmente conscientes de cómo pasa el tiempo cuando lo manejamos con nuestras propias manos. Cual puñado de arena escurriéndose entre los dedos... efímero pero constante. Y aunque pueda parecer una contradicción, éstas son casi lo más bello que hay en esta vida.



Naia dice que es injusto, sus guisantes están moribundos de tanto Sol y se ha hartado de tener que esperar. Quiere una flor que la salude, bien bonita y bien espabilada.

1 comentario:

  1. Yo creo que Naia es muy impaciente. ¡La primavera acaba de empezar! Aún queda mucho tiempo para que las cosas florezcan. =)

    ResponderEliminar

Dímelo.